FUNDACIÓN AGRESTE entiende que el cambio climático es uno de los principales desafíos a afrontar por la humanidad, tanto desde sus causas como en sus consecuencias, en especial sobre las poblaciones más vulnerables.

En 2005, un grupo de países llevó el tema de la deforestación evitada a la agenda de la Conferencia de las Partes, realizada en Montreal (COP 11). Así, la discusión sobre el papel de los bosques en la lucha contra el cambio climático volvió al debate internacional.

En los últimos años, más de 650 millones de hectáreas de bosques en América Latina y el Caribe han sido completamente deforestadas o degradadas. América Latina y el Caribe tiene algunos de los ecosistemas forestales ecológicamente más valiosas del mundo, pero en la historia reciente del 20% de las tierras forestales han sido deforestado y otro 20% gravemente degradadas. Como resultado, la mayor parte de las emisiones en la región se generan, no a partir de energía, sino del uso de la tierra. De los 4,7 GT emitidos por los países de América Latina y el Caribe en 2010, aproximadamente el 67% eran de uso del suelo y la pérdida de los bosques.

Iniciativa 20x20 es un esfuerzo dirigido por los países de la región, tratando de cambiar la dinámica de la degradación de la tierra y con el objetivo de tener 20 millones de hectáreas de tierra en restauración para el 2020. Los impulsores de este cambio incluyen tierras agrícolas, obras de infraestructura, minería y otras actividades a pequeña y gran escala.

La iniciativa apoya la reforestación (natural y asistida), la conservación de los bosques, así como la deforestación evitada como elementos de un proceso de restauración integral. Consciente de los diversos grados de degradación de la tierra en la región, la iniciativa también apoyará los esfuerzos para recuperar la funcionalidad de la tierra (la conservación y recuperación de suelos; almacenamiento de carbono; retención de agua e hidrologías estables; conservación y recuperación de la biodiversidad) a través de la agroforestería, sistemas silvopastoriles, y otros planes  sostenibles de uso de la tierra.

La iniciativa es apoyada por el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El Instituto de Recursos Mundiales (WRI) facilita el diálogo entre los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado para construir una coalición efectiva que puede alcanzar las metas de la iniciativa.

Fundación Agreste es la única entidad Argentina que participa de la Iniciativa como Socio Técnico Estratégico para Argentina y Uruguay.