FUNDACIÓN AGRESTE entiende que el cambio climático es uno de los principales desafíos a afrontar por la humanidad, tanto desde sus causas como en sus consecuencias, en especial sobre las poblaciones más vulnerables.

En 2005, un grupo de países llevó el tema de la deforestación evitada a la agenda de la Conferencia de las Partes, realizada en Montreal (COP 11). Así, la discusión sobre el papel de los bosques en la lucha contra el cambio climático volvió al debate internacional.

Dos años después, la Décimo Tercera Conferencia de las Partes (COP 13), realizada en Bali, reconoció la reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques (REDD) como un mecanismo válido en la lucha contra el cambio climático.

Según el Plan de Acción de Bali, se denomina REDD+ a la reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal; además de la conservación, el manejo sostenible y el mejoramiento del stock de carbono de los bosques en los países en desarrollo.

El Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) estima que 1.6 billones de toneladas de carbono son liberadas anualmente por cambios en los usos del suelo, de los cuales la mayor parte son debidas a la deforestación.

La implementación de mecanismos REDD conlleva la necesidad de contar con una serie de capacidades técnicas, administrativas, financieras y de gobierno, que no todos los países poseen hoy en día. Para llevar adelante estos temas, se creo el programa de Naciones Unidas para la Reducción de Emisiones de la Deforestación y Degradación de Bosques (ONU-REDD) y el Fondo de Carbono para los Bosques del Banco Mundial (FCPF), los que sirven para financiar las actividades de preparación para REDD+ y para lo cual es necesario desarrollar la propuesta de preparación bajo el formato R-PP.

La visión nacional es que el proceso de elaboración y ejecución de la propuesta de preparación debe ser significativo, inclusivo y orientado hacia el futuro y hacia un esfuerzo coordinado llevado a cabo en consulta con las partes interesadas pertinentes del país acerca de sus ideas e inquietudes con respecto a REDD+, a fin de alcanzar una visión común sobre la función de la estrategia de REDD+ en el desarrollo nacional y de lograr que las partes interesadas intervengan en las actividades de la propuesta de preparación y en la ejecución de la estrategia de REDD+.

Fundación Agreste participa activamente de las actividades de socialización y construcción colectiva que desarrolla la Argentina desde el año 2009, proceso durante el cual ha presentado propuestas contundentes especialmente en lo vinculado a la estructura y mecanismos de participación de la sociedad civil en el proceso de preparación de la Estrategia, llamado Comité Asesor (CAR) en el que participan entidades de la sociedad civil, del sector privado y del sector académico con actividades en territorio.